Samsung vs Apple, Una Guerra Sin Fin

El que quizá sea el enfrentamiento más fuerte entre Apple y Samsung, en una guerra de patentes comenzada por el entonces CEO de Apple, Steve Jobs, hace dos años en contra del Android de Google. Está por comenzar.

La confrontación, altamente técnica, enfrenta a la compañía más valiosa del mundo, cuyo iPhone llegó a dominar el mercado del smartphone táctil y cuyo iPad todavía acapara la mayor cuota de las computadoras tablet, contra el fabricante más grande de Corea del Sur, que manufactura tablets y teléfonos que ejecutan el sistema operativo Android de Google y cuyos teléfonos inteligentes ahora se venden más que los de Apple.

Los temas están rigurosamente establecidos en las primeras frases de los informes preliminares que cada parte presentó:

Expediente de Apple:

“Samsung es juzgado porque tomó una decisión deliberada de copiar el iPhone y el iPad de Apple”.

Expediente de Samsung:

“Con este litigio, Apple pretende ahogar la competencia legítima y limitar la elección del consumidor para mantener sus beneficios históricamente exorbitantes”.

Durante meses, las dos partes han maniobrado por posicionarse. Una serie de mociones previas al juicio atrajeron los titulares el mes pasado cuando la juez Lucy Koh se retractó y emitió una medida cautelar que prohíbe la venta de la tablet Galaxy 10.1 de Samsung en espera del resultado del juicio.

Docenas de mociones previas al juicio fueron divulgadas el pasado jueves en una montaña de documentos legales demasiado grande para digerir. Sin embargo, una muestra de su contenido dio a los periodistas que cubren el juicio un adelanto de la forma en que procederá cada parte implicada.

Entre los detalles que han salido a la luz:

  • Apple exige más de 2,500 millones de dólares en ventas, daños y pérdidas de beneficios por supuesta infracción de sus patentes de smartphones perpetrada por la firma coreana. Por su parte, Samsung estaría exigiendo el 2.4% de las ventas de Apple por el uso de su tecnología de comunicaciones móviles.
  • Apple mostrará al jurado un gráfico que sugiere que el diseño de los dispositivos móviles de Samsung cambió abruptamente después de que apareció el iPhone. La versión de Samsung de la misma tabla mostrará que por lo menos 10 diseños que guardan semejanza con el iPhone fueron creados en los laboratorios de Samsung antes de que el iPhone apareciera.
  • Apple presentará pruebas de que Samsung fue advertido por un grupo de diseñadores externos que sus smartphones y tablets se parecían demasiado al iPhone y al iPad, y que Google en realidad exigió que los dispositivos fueran rediseñados de manera que no fueran tan semejantes a los de Apple.
  • Samsung argumentará que el diseño del iPhone cambió después de que Apple contratara a un diseñador de Sony y se enterara de sus planes. Apple peleó duro para evitar que el jurado viera esa evidencia.
  • La juez instruirá al jurado (por insistencia de Apple) acerca de que Samsung permitió que se destruyera evidencia a pesar de que sabía que podría ser relevante, y que el jurado puede (aunque no necesita) asumir que las pruebas habrían perjudicado el caso de Samsung.
  • Samsung trató de evitar que Apple mostrara al jurado cinco diapositivas en su presentación de apertura, porque las imágenes de Steve Jobs que contenían podían predisponer al jurado. El domingo, la juez Koh dictaminó que las imágenes eran pertinentes y podían mostrarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s